El Tentadero

Nuestro Tentadero ofrece múltiples posibilidades. Desde un espectáculo ecuestre hasta montar a caballo con un profesor especializado. Subirse a lomos de un caballo y dar un paseo por las instalaciones, combina diversión, superación personal y, por supuesto, ayuda a mantenerse en forma. Pero la equitación es mucho más que un deporte. El gran elemento diferenciador  frente a otras disciplinas es la interacción con el animal, lo que lo convierte en una actividad aún más atractiva. Además, la equitación tiene grandes ventajas sobre el cuerpo para quienes lo practican:

1. La mejora el equilibrio vertical y horizontal.

2. El tronco se mantiene erguido, lo que favorece el control de la postura y ayuda a corregirla.

3. Regula el tono muscular y además, el hecho de que el caballo tenga una temperatura mayor a la del ser humano favorece la circulación sanguínea.

4. Disminuye la espasticidad (músculos contraídos).

5. Al tener que estar alerta ante posibles cambios de ritmo por parte del caballo se favorece la coordinación motriz fina y gruesa, los reflejos y la planificación motora.

Pero sin duda lo más importante es la diversión. Compartir con todos los que están contigo una actividad tan especial.

También existe la posibilidad previa petición, de torear una pequeña vaquilla en el mismo. Una vaquilla pequeña que no acarreará peligro alguno para todos aquellos que quieran disfrutar del espectáculo.